close
Última hora:

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, anunció la reactivación de l...Leer más... Los peatones, usuarios de bicicleta y vehículo individual reportaron en conju...Leer más... La delegada de Ministerio de Salud, María Andrea Godoy, presentó ante la Com...Leer más... Barranquilla sigue afianzando su relacionamiento estratégico con la comunidad...Leer más... El Departamento Nacional de Estadísticas DANE, reveló que para el mes de julio...Leer más... El presidente de Coljuegos, César Augusto Valencia Galiano, hizo un balance d...Leer más... El Ministerio de Salud anunció la necesidad de aplicar una tercera dosis cont...Leer más... Más de un millón de niños entre 3 y 11 años se han vacunado contra el Covid ...Leer más... El Ministerio de Comercio anunció que Colombia llegó a 1.043 empresas B...Leer más... La Asamblea Nacional de Ecuador entregó al Presidente Iván Duque, un informe ...Leer más...

Reglamentan registro para productores, distribuidores, comercializadores e importadores de alcohol

El Gobierno nacional reglamentó el registro único para productores, importadores, comercializadores o distribuidores, y transformadores de alcohol potable y no potable, con el fin de proteger la salud de los colombianos y controlar la evasión fiscal.

El Decreto 1691, del 18 de diciembre de 2020, obliga a quienes trabajan con este producto a registrarse en el Sistema de Información Integrado de Apoyo al Control de Impuestos al Consumo, SIANCO, así como a reportar mensualmente la información de producción, importación y  transacciones.

Esta medida agiliza procesos y permite más control al licor adulterado. Además, la centralización de información reducirá evasión de impuestos que financian salud y educación en los departamentos.

Adicionalmente, las empresas deberán registrarse y reportar operaciones mensualmente.

También establece que, para movilizar el alcohol potable destinado a la fabricación de licores, el producto deberá contar con el Registro Único Nacional ante SIANCO.

De esta manera, se crea un mecanismo de trazabilidad sobre el alcohol potable, lo que previene la desviación de ese producto nacional o importado para la producción de licores adulterados.

El sistema SIANCO será administrado por la Federación Nacional de Departamentos y fue creado con el fin de simplificar y suprimir trámites, procesos y procedimientos innecesarios en relación con los impuestos al consumo de licores, vinos, aperitivos y similares; cervezas, sifones, refajos y mezclas; así como de cigarrillos y tabaco elaborado.

Los departamentos y el Distrito Capital accederán a la información del sistema para proceder al trámite de las solicitudes de registro y los usuarios reportarán allí las transacciones de alcohol potable y no potable que efectúen.

De acuerdo con el decreto, el alcohol que no esté debidamente registrado podrá ser incautado por parte de las autoridades de policía, así como aprehendido y decomisado por los funcionarios competentes de los departamentos.

La norma establece un periodo de tres meses para que las empresas y personas responsables del registro cumplan con su obligación.

Entre otros datos, deberán reportar nombre e identificación, si se trata de productor, importador, comercializador, distribuidor o transformador; teléfono y domicilio de  oficina principal y sedes, así como de otras instalaciones como bodegas o plantas de producción.

El empresario solo podrá cambiar el lugar de producción, transformación, almacenamiento o destino del alcohol cuando actualice esta información en SIANCO.

También tendrá la obligación de informar para cada producto si es potable o no, nombre y referencia, datos técnicos de la desnaturalización (cuando aplique), origen y destino, producto final en el que se utilizará y cantidades requeridas para un mes de producción.

Adicionalmente, cuando la actividad demande registros o permisos del Invima, estos deben estar registrados en SIANCO.

El Decreto establece los parámetros para la desnaturalización del alcohol potable no destinado al consumo humano.

La desnaturalización se refiere, precisamente, a la obligación de productores e importadores de alcohol potable no destinado para el consumo humano de someterlo a los procesos industriales necesarios para que cumpla esta condición.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page